ESTATUTO CONSTITUCIÓN DE LA 1 ª SECCIÓN IIIª CÍA GRANADEROS LAH

El fin principal de nuestra iniciativa es reconstituir una compañía de granaderos de la 1ª División Leibstandarte.

Banderín de la compañía que se porta durante las formaciones oficiales

La unidad se constituirá siguiendo la estructura de las compañías de las divisiones Waffen en combate. Se elegirá por mayoría y méritos la promoción a empleos de suboficial menor o mayor, pudiendo optarse posteriormente a las recompensa y ascensos según reglamento.

Los futuros aspirantes a granadero deberán presentar solicitud formal de alistamiento, debiendo estar avalados por al menos algún granaderos fundadores, siendo elevada dicha solicitud al órgano de decisión, formado por los cinco granaderos de mayor rango o antigüedad.

Todos los granaderos aportarán relación de armamento, vehículos, y equipo colectivo que podrán aportar para la realización de las reconstrucciones. Los costes originados por el transporte, gasolina, munición de fogueo... serán sufragados de forma colectiva por la Sección.

NORMAS BÁSICAS DE CONDUCTA EN EVENTOS PÚBLICOS O PRIVADOS

La Asociación Española de Reconstrucción Histórica establecerá cuantas medidas de seguridad considere para el buen desarrollo de nuestros encuentros. Cuando se dispare un arma de fuego en combate NO SE DISPARARA encañonando a otra persona. Hay que asegurar que la boca de fuego no esté cerca de la piel (cara, manos, cuello...). Se dispondrá de una zona especial acotada para probar las armas de fuego. En caso de notar molestias auditivas, es recomendable usar tapones para los oídos.

La prudencia es nuestra norma fundamental. Nunca se deberá apuntar el arma a la cabeza del enemigo, por muy lejos que esté y sólo se apuntará al cuerpo cuando el enemigo esté a más de 25 metros de distancia. Siempre apuntar por encima, debajo o a un lado del cuerpo. NUNCA disparar un arma a menos que tenga que hacerse, NUNCA desenfundar un arma blanca a menos que se ordene, y SIEMPRE USAR EL SENTIDO COMÚN.